top of page

Denise Levertov

No perder el rumbo

Entre tareas
–deshojar fresas,
responder cartas–
o entre poemas,

volver al espejo
para ver si estoy ahí.

Algo sencillito, o que da la impresión de que lo fuera. Poquitas palabras puestas ahí como por casualidad, temblorosas (pero tan firmes y precisas como temblorosas. leves), como anotadas al pasar, casi sin tocar el papel. Pero puestas ahí por Denise Levertov, esa hermana de Fina García Marruz y Circe Maia, esa hija o nieta de Emily Dickinson. Asentadas en el silencio se disponen una al lado de la otra las palabras, en la intención no dicha pero cuyo latido anima cada frase. Lo común o natural o usual deja de serlo, los simples acontecimientos del vivir se vuelven eso, acontecimientos.

bottom of page