top of page

Volker Braun

 

Las iguanas

Están recostadas indiferentes en los escombros grises
De las ruinas del templo, con el que no se mezclan.
Mientras, de vez en cuando, ¡funciona un ojo!
Gris piedra el cuerpo y también anguloso como las piedras
Así se levanta sobre su pata ágil
Para la operación, después de atrapar un mosquito.

 

Nosotros, iguanas, especie futura
Almacenada en ventanillas raídas
Mudos, vemos derrumbarse los bancos.
Ni siquiera enojo ni siquiera carcajada.
¿Qué es el tiempo, el poder? está podrido
Mientras arde el sol del nuevo día.

Cuando se juntan o se mezclan o se intersectan, o dialogan entre sí, el juego con el compromiso ético-político, y ambos con la reflexión y el humor y la respetuosa e interrogante atención hacia las cosas del mundo y, un poco, el delirio, todo trabajado con la responsabilidad o el amor hacia el trabajo con el lenguaje que uno valora en la mejor poesía, qué bueno. Volker Braun, un descubrimiento para mí.

bottom of page