top of page

Nahuel Lardies

 

Series
 

Comíamos sin respaldo, cayendo 
en arco hacia los platos. 
No era necesario mirar
ni ahondar mucho en nada, 
.
era nomás prestarnos atención. 
.
Pero nos llenamos de escenas, nos diluimos 
en los personajes que nos provocaban empatía. 
.
¿Vos estás bien así? 
.
Yo leo la mayor parte del tiempo
con tapones en los oídos, acumulo 
resmas de papel, armo collages de notas 
sin poder conectar nada con nada. 
.
Me preguntaste si el capítulo que no miramos 
era importante. 
.
Los cubiertos rasparon y rayaron 
el centro de los platos.

Fragmentos discontinuos de una escena, o varias, para armar una imagen o una situación que, sin embargo, no termina de armarse. Algo queda latiendo, gracias a lo no dicho, a la discontinuidad, a las referencias oblicuas, al predominio del detalle, a lo accesorio que tal vez no lo sea, esa fuerza del fuera de campo. Ningún juicio, ninguna conclusión, ninguna enseñanza, ningún guiño, ningún toque emotivo: frases "lisas", de apariencia "objetiva", más exactas que intensas, para poner en escritura lo vivo, la vibración de la existencia, con lo que tiene de innegable y a la vez de inatrapable. De irreductible: "irreductible" es la palabra. Como es irreductible eso que en lo que el poema presenta está en juego y no se puede definir qué es, en esa situación cotidiana, en la que cualquiera o casi cualquiera puede reconocerse. Al lector le toca averiguarlo, si quiere. O puede vivirlo nomás.

bottom of page