top of page

Leónidas Lamborghini

 

De Santillán

 

-Vi a Kosteki caer ensangrentado
y acudí a cubrirlo: caí, como él,
muerto por la jauría policial.
.
Ni muertos ni vivos; ahora nos vemos
en la memoria del puente que cortamos,
haciendo memoria como hacíamos pan:
.
contra el olvido que nos pide paso.

Escueto. Exacto. Cada palabra, cada frase, donde tiene que estar para presentar eso. Eso. Ningún efectismo, ningún guiño, ninguna apelación a identidades o ideas compartidas: eso nomás, dando cuenta, con su crudeza, de lo que reclama estar ahí, para que nadie se escude en la inocencia. Claro que se puede hacer "poesía política", si se la hace con la radical honestidad con que la hizo Leónidas Lamborghini, en su poema a Darío Santillán.

bottom of page