top of page

Juan José Saer

El arte de narrar

Cada uno crea
de las astillas que recibe
la lengua a su manera
con las reglas de su pasión
-y de eso, ni Emanuel Kant estaba exento.


Sí, con las astillas que uno recibe, de la manera en que uno puede y según las reglas de la pasión de cada uno, que, como corresponde a la pasión, a uno no le pertenecen. Casi un tratado de teoría poética en cinco líneas: Saer sabía bien por qué lo decía.

bottom of page