top of page

Jotaele Andrade

 

hay en el día una blandura
de metales
mojados

recojo en mí la transparencia inagotable
de lo que permanece y fuga:

es arena
me digo
la memoria

el verde fugaz de las hojas
la música atolondrada del ruido de la existencia

ha llovido
amor mío

permanecemos
de algún modo
como ondulan las estrellas en los charcos

"hay en el día una blandura/ de metales/ mojados": que un poema empiece así, envolviéndolo a uno, en apenas tres breves versos, en una realidad imaginaria que a uno lo supera, infinita en sus resonancias y en sus llamados a algún tipo de relación afectiva con lo que existe fuera de nosotros, es para mí algo del orden del milagro, en estos tiempos. Y más cuando en los dos versos siguientes se habla de recoger la transparencia inagotable de lo que permanece y fuga (ese juego indiscernible de relaciones entre lo general, lo eterno, y el hecho particular al que, casi reverente, uno asiste) y más adelante frases potentes y precisas en su capacidad reveladora como "la música atolondrada del ruido de la existencia". El existir puesto en juego, interrogado, potenciado, a través de la escritura poética, las razones del existir y su innominable espesor, que uno vive del modo en que uno vive Autumn Leaves por Miles Davis o Soledad por Piazzolla, con todo el cuerpo. "Milagro", dije, pequeño, tal vez, pero milagro: no creía ya que fuera posible esa manera de hacer que las palabras vayan diciendo más de lo que dicen u otra cosa que la que dicen que desde el simbolismo empezó a entenderse como "lo poético". No es el de Jotaele Andrade el único caso que está viniendo a confirmarme que más vale nunca declarar muerto a nada del todo, en poesía al menos (y no sólo en poesía), pero las maneras que él encuentra para llevar eso a cabo me hacen valorar muy especialmente su apuesta, entre otras cosas porque de ningún modo es volver a hacer lo que ya se hizo. Eso que a uno tanto le importaba en mucha poesía de otros tiempos está muy vivo acá porque solamente hoy, con una escritura arraigada en el mundo en que estamos viviendo, podría haber sido hecho.

bottom of page